lunes, 18 de octubre de 2010

CRÓNICA DÍA 6

Amanece un nuevo 6 de septiembre en esta villa de Albaida del Aljarafe, y como de costumbre, cuando aún no ha salido el sol, a las 6 en punto de la mañana, una inmensa ráfaga y el estruendo de centenares de cohetes anuncia que ha llegado el día de nuestra Romería, de la Romería, la Romería que caracteriza al pueblo de Albaida y aquella que lleva el amor y la devoción hacia la Reina de Albaida a todos los rincones del Aljarafe.

A las 7:30 horas de la mañana, y con la plaza abarrotada de soleanos y soleanas hacía su entrada la portentosa carreta que albergara al Bendito Simpecado de María Santísima de los Dolores en su Soledad en su camino hacia el Santuario de Nuestra Señora de Loreto en Espartinas, que es entronizado en la misma, entre el sonido de cohetes, vítores y cantes por sevillanas, despidiéndose todos sus hijos soleanos de la Santísima Virgen que los espera para recibirlos en las puertas de su casa.


La comitiva romera, compuesta por caballistas, la carreta del simpecado tirada por bueyes y acompañada por los sones del tamboril, 10 vehículos de tracción animal y 39 remolques exornados de la forma tradicional, discurrieron con la alegría que caracteriza a este pueblo soleano, pasando por las villas de Olivares y Villanueva del Ariscal, y causando la admiración de todos los vecinos que se asomaban para contemplar la belleza de tan magno cortejo.


Sobre las 11:30 horas de la mañana llegamos al Santuario, y al son de las campanas de su torre, uno a uno se fueron colocando todos los vehículos y organizando dentro del terreno.


Con la entrada del Simpecado en el interior del Santuario y su presentación ante Nuestra Madre y Señora de Loreto, dio comienzo la Santa Misa de Romeros a las 12 en punto del mediodía. Muchas emociones fueron las que se vivieron en ella y sentimientos que afloraban al compás del Coro Flamenco de la Hermandad con sus nuevas canciones y las palabras de la Comunidad Franciscana sobre los estrechos lazos de unión entre ambas corporaciones. Especial era este año para todos, ya que, se conmemoraba el XXXV aniversario de nuestra Romería a este lugar sagrado. Una vez finalizada la Santa Misa, llegó el momento de la convivencia entre todos los hermanos, horas de alegría y diversión en la que se une la devoción de todos hacia Nuestra Bendita Madre.


A las 17:00 horas de la tarde y tras la despedida de la Santísima Virgen de Loreto y de la Comunidad Franciscana, se inició el camino de vuelta, donde a la entrada en Olivares, nos acompañó la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Palma del Condado, de Huelva, que con sus marchas militares, pasodobles y sevillanas, amenizó el camino de regreso a nuestro pueblo, haciendo el disfrute de jóvenes y mayores.


Sobre las 11 de la noche, la carreta del Simpecado se ponía frente por frente a Nuestra Imagen querida de María Santísima de los Dolores en las puertas del Oratorio, donde este fue bajado de la carreta a los sones de la marcha real y el aplauso, vítores y la alegría de todos los soleanos que dan gracias a su Santa Madre por haber realizado un año mas este hermoso camino.


Tras la carreta, todos los grupos de familiares y amigos que nos acompañaron, realizaron su ofrenda floral a la Santísima Virgen, terminándose este bonito y esperado día de convivencia con el canto de la Salve, el estruendo de centenares de cohetes, la marcha real de manos de la Agrupación, y el amor de todos sus hijos soleanos en forma de aplausos y vítores de fervor hacia la Reina de Albaida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario