miércoles, 7 de marzo de 2012

BOLETÍN CUARESMA 2012 - EDITORIAL

En víspera de olores a cera e incienso y rincones de Sevilla repletos de azahar y luces de primavera, desde la cofradía te saludamos hermano con una nueva edición de nuestro tradicional boletín de Cuaresma.
Este es un año grande para nuestra Hermandad, pues se cumplen 375 años de historia documentada de la Hermandad, 25 años del Vía+Crucis de la tarde-noche del Viernes de Dolores y 225 años de que Albaida del Aljarafe cuenta con su habitante mas distinguido para todos los soleanos, el Santísimo cristo de los Afligidos.
Desde entonces y hasta nuestros días, el desarrollo de la actividad de nuestra Hermandad nunca ha sido interrumpido. Nuestra Hermandad sin duda debe ser, de las cofradías savillanas o del Aljarafe, una de las que ostenta una de las devociones más fuertes.
Hermano, quisiera transmitirte la importancia de esta efemérides que celebramos. ¿Te das cuenta que somos protagonistas de la historia? Más de 375 años repletos de personalidades, situaciones, viejas usanzas... ¿Cuántos tuvieron la suerte de advertir en nuestros Titulares el camino hacia el Bendito Rostro de Jesucristo...? ¿Cuántos antes que nosotros tuvieron la ocasión de amar al Santísimo Cristo de los Afligidos y a nuestra bendita Madre de los Dolores, de admirarlos, de cuidarlos, de encomiarlos y de hallar en Ellos la Verdad...? ¿Cuánta gente los han querido? ¿Cuánta gente les han rezado antes que nosotros y han confiado en Ellos las confesiones más íntimas?
Ellos y siempre Ellos. Ellos en la historia, en el pasado y en el futuro; Ellos en el pueblo; Ellos en guerra y en paz; Ellos en el silencio, en el bullicio; Ellos en los corazones, en los nuestros, en los de ellos, en los de aquellos... y constantemente Ellos... Siempre con la mirada puesta en Ellos, nuestras benditas Imágenes, en eso el tiempo no ha cambiado nada.
Esta es la verdad. Su amor es infinito y nos embarga de dulzura, de ternura, de pensamientos, de sabiduría, de dignidad, de libertad, es la felicidad del hombre, en definitiva, cuya responsabilidad como cristiano contribuye en la construcción de un mundo en el que sólo tiene cabida lo que produce VIDA y donde Jesucristo derrumba lo demás.
Es nuestro compromiso principal, vivir como persona, amándolo a Ellos, y festejando la fe en el Evangelio como testigos de su Palabra.
Porque Él es un Dios a favor y en busca del hombre, es el gran agitador de la historia, la verdad de las cosas, el origen y el fin de nuestras razones y un gran Padre que por encima de todo recoge nuestras alegrías y lamentos, y nos consuela... siempre nos sosiega.
Por todo esto hermano, aprovechemos el tiempo de Cuaresma que nos viene. Durante éste podremos convertirnos al amor, caminar hacia la casa del Padre. Ésta es nuestra misión, somos hombres y mujeres de hoy que buscan una Cuaresma de “hoy”, en definitiva una renovación. Otros antes lo hicieron, nuestra Madre María
Santísima de los Dolores siempre ha estado con ellos y Padre Dios siempre en Ellos, a través de la intercesión de su Hijo el Santísimo Cristo de los Afligidos .
Es justo, por tanto, decir que nuestra Hermandad es mucho más, manifestémoslo al mundo. Éste es nuestro momento. Querido hermano, disponte con fuerza a emprender una Cuaresma diferente a las anteriores. Busca en cada rostro al ser humano, y recuerda que, para orgullo nuestro, siempre estarán Ellos, El Santísimo Cristo de los Afligidos y María Santísima de los Dolores en su Soledad. Búscalos en tu corazón, porque en él siempre estuvieron, están y estarán esperándote.

No hay comentarios:

Publicar un comentario