miércoles, 7 de marzo de 2012

BOLETÍN CUARESMA 2012 - MIS PRIMERAS EXPERIENCIAS

En este tiempo de cuaresma en el que los soleanos debemos reflexionar sobre nuestro compromiso cristiano, me viene a la mente aquella noche de Noviembre, sábado de Triduo, cuando en mi vida se marcó un antes y un después al comprometerme al formar parte de la Junta de Gobierno.
Hasta entonces mi vida de hermandad había sido como la de un soleano más. Desde pequeña he vivido en mi casa el compromiso de los miembros de la Junta de Gobierno en la figura de mi padre, que pertenece a dicha Junta desde hace 30 años. Sabía que era una decisión importante de tomar y afrontar, pero verdaderamente una no se da cuenta de lo que realmente es hasta que no está dentro.
Hasta que juré el cargo, ya participaba en los actos que tenía la Hermandad: ya en esa Navidad asistí a la tradicional pedida de ¨aguinaldos¨, y desde ese momento también, a las reuniones mensuales y próximas a la Cuaresma, que por entonces se acercaba. Poco a poco iba tomando contacto y me daba cuenta de lo que requería una Junta de Gobierno. Llegó la Semana Santa, con ella la tradicional pedida del Jueves Santo en la que participé. Este año no tuve que esperar a la Junta a que llegara a mi casa para almorzar, sino que fui una de ellos, atendida por la generosidad de mi madre, que prepara con ilusión la comida de dicho día. Llegó también el Viernes Santo, pero desgraciadamente por las inclemencias meteorológicas no pudimos acompañar a nuestros sagrados titulares en su Estación de Penitencia.
Fue por fin una radiante tarde del 6 de Mayo cuando ante las imágenes de nuestros Sagrados Titulares, jurábamos nuestro nuevo cargo. Un nuevo grupo de jóvenes íbamos a formar parte de este nuevo mandato, y unidos por una misma ilusión, proyecto y compromiso sobre todo. A continuación disfrutamos de una verdadera convivencia de Hermandad.
Como cada año llegan los días de olor a incienso, a cera fundida y sobre todo se ansía el esperado azahar. Para muchos otros, además de estos inconfundibles olores que anuncian la llegada de la Semana Santa, están aquellos que recuerdan tiempos de juventud, de sufrimiento, pero sobre todo tiempo de Fe, tiempos de Hermandad y tiempos de amor. Se acerca la hora, soleanos y soleanas, de abrir ese cajón donde se guardan esas prendas que uno ansía por colocarse.
Llega la hora de abrirlo y sacar la túnica, la capa, los guantes…, o el pantalón, las zapatillas, la faja o el costal para el costalero. Se acerca una nueva Cuaresma que nos reúne a vivir y compartir en la Hermandad distintos actos. El solemne Septenario que en breve celebraremos, la función del Viernes de Dolores, y por supuesto, el momento cumbre, la ansiada Estación de Penitencia del Viernes Santo. Además, un año más celebraremos con el esplendor que nos caracteriza el día mas importante para la fe católica, la GLORIOSA RESURRECCIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, que por si fuera poco, en este año tan especial que la Hermandad está viviendo, la rememoraremos en esa tarde del 24 de noviembre en la que nuestro Titular el Santísimo Cristo de los Afligidos pasee por este pueblo de Albaida en solemne Vía Lucis Extraordinario.
Que el Santísimo Cristo de los Afligidos y María Santísima de los Dolores en su Soledad nos guíen para continuar el camino, siempre marcado por nuestra fe, en este año del Señor de 2012.

La Secretaria Segunda:
Dña. Mercedes López Cabello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario