martes, 23 de febrero de 2016

BOLETÍN CUARESMA 2016 - EDITORIAL

Llega una nueva cuaresma, y con ella, los soleanos y soleanas nos preparamos para la gran Fiesta de la Pascua y poder vivir más cerca de Cristo.
Es tiempo de reflexión, de penitencia, de conversión espiritual…
Cristo nos invita a vivir la cuaresma como un camino hacia Él mismo, escuchando la palabra de su Padre Dios. Por ello la cuaresma es tiempo de perdón y de reconciliación fraterna.
En este tiempo debemos aprender a conocer la Cruz de Jesús. Aprendamos a tomar nuestra cruz o cruces de nuestra vida diaria con alegría y así poder acoger en nuestro seno la gloria de la RESURRECCIÓN.
La cuaresma es uno de los cuatro tiempos fuertes del año litúrgico, y ello debe verse reflejado con intensidad en cada uno de los detalles de su celebración, que como es habitual, los profundizaremos en el Solemne Septenario Doloroso a nuestra Bendita Titular, en cada una de las Estaciones del Vía+Crucis al Santísimo Cristo de los Afligidos en la noche del Viernes de Dolores, y cómo no, acompañando con el hábito de nazareno a nuestros Sagrados Titulares en la soleana tarde del Viernes Santo.

Cuanto más vivamos esta Cuaresma, más fructuosamente podremos vivir su riqueza espiritual y llegar a la plenitud eterna de la gloria de Cristo, que la materializaremos en la luminosa mañana del Domingo de Resurrección cuando Cristo Resucitado se encuentre de nuevo entre nosotros y bajo la atenta mirada de su Madre, la Santísima Virgen de los Dolores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario