jueves, 9 de marzo de 2017

BOLETÍN CUARESMA 2017 - PRIMEROS DATOS SOBRE EL SEPTENARIO

En las centurias de la Modernidad, abordamos un  tema interesante  como es el de los predicadores que se reclutan entre las órdenes religiosas  fuera del estado de la colegial y en las localidades del ámbito diocesano. La palabra constituye uno de los vehículos más directos y eficaces a la hora de despertar y mantener el fervor religioso. A través del púlpito, el clero logra conectar con la masa de fieles, siendo el único recurso para la inmensa mayoría de la población que es analfabeta.

Las predicaciones adquieren un protagonismo evidente en determinadas épocas del año, para las solemnes fiestas religiosas y sobre todo en Cuaresma y Natividad. Los sermones resultan muy atractivos por los estipendios que reciben los predicadores,  porque representan una fuente de ingresos para todas las comunidades religiosas  que tienen varios individuos especializados en la oratoria sagrada.

Los sermones cuaresmales alcanzan una evidente notoriedad y tienen como objetivo principal fustigar los vicios e inculcar la necesidad de la penitencia. También contribuyen de manera decisiva a que los cofrades cumplan el precepto de confesar una vez al año.

El nombramiento de los predicadores corresponde al titular de la silla, el Abad Mayor de la Colegial de Olivares que reparte los púlpitos a las distintas órdenes religiosas y miembros del clero secular. En sede vacante, esta facultad se halla reservada al Gobernador Eclesiástico.

En 1817, tras meses de enfermedad muere el Dr. D. Bernardo Antonio Poblaciones, Abad de la Colegial de Olivares

y Señor de la villa de Albaida. En sede vacante es nombrado párroco de nuestra localidad D. José María del Hierro, famoso predicador diocesano. El 8 de septiembre, después de los actos de la Natividad, se celebra cabildo de Elecciones  y es en este escrito cuando el nuevo Párroco, que sirve de escribano, en  presencia de los Alcaldes José Fraile y Pedro Reina, los diputados y visitadores José Jorge  y Sebastián Rodríguez (hermanos), al igual que Tomas y Valentín González, priostes donde se toman cuentas especificándose que:

-Por el sermón del descendimiento, derechos parroquiales y fábrica, por  la asistencia a la Cofradía, Septenario y Festividad: 481 reales de vellón.
-Por el sermón de Festividad y pláticas del  Septenario: 240 reales de vellón.

El escribano detalla lo realizado,  olvidándose de la antigua fórmula  que engloba los gastos con el nombre de Predicador Cuaresmal, una serie de prácticas hasta ahora no registradas.
Así queda reflejado el primer dato sobre el sSeptenario, su origen con toda seguridad es  del siglo anterior.

El Septenario se realiza en su Capilla, en un altar dorado atribuido al taller de Manuel García Santiago y que costeó el Abab Duro de Velasco, donde se encuentra la imagen de la Soledad de riguroso luto y alhajas de plata. El señor está en el hospital de Madre de Dios del Socorro (donde queda expuesto en su paso hasta  el sermón del descendimiento). Para este culto, la Capilla luce cortinas de damasco encarnado, un plan de altar de ocho candeleros de madera jaspeados blanco y dorado, dos atriles y las sacras a juego, manifestador y seis mecheros dorados, dos pares de jarras y una araña de cristal. Cierra la Capilla, vistosa reja de hierro dorado y la lámpara de la Virgen.

Concluyó remarcando que D. José María del Hierro es un famoso orador  y  el ser su primer año como Párroco de la Asunción de Albaida, lo faculta como Predicador Cuaresmal. En la única acta que redacta como escribano nos reseña el Septenario,  de cuyas gracias y breves pontificios, favores y rogativas, se nutre el fervor de esta Cofradía.

FUENTES:
- Crónicas de una Iglesia: La Capilla  Mayor y la Insignia Colegial de Olivares por Antonio Mesa.
- Los Predicadores Cuaresmales en los siglos XVI y XVII por Juan Aranda.
- Libro 1: Actas de cabildo e inventarios. HERMANDAD DE LA SOLEDAD, ALBAIDA DEL ALJARAFE.

El Prioste Segundo: D. Plácido López Morán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario