viernes, 9 de junio de 2017

En el Domingo de Pentecostés, el Señor quiso que el soplo de su Espíritu elevara hacia su santa morada el alma de nuestro Hermano Fray José Lucas. Sus restos mortales estuvieron todo el día en la que fue su casa en sus ultimos años, el Santuario de Nuestra Señora de Loreto, Madre a quien amaba con verdadera pasión de hijo. Que el Señor que ya le ha devuelto la vida, lo lleve de su mano hacia la luz eterna. Descanse en paz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario